martes, 15 de abril de 2008
Publicado por vivealdia @ 9:35 PM  | En Armonia
Comentarios (4)  | Enviar



Cambiar está en tus manos. Sólo hace falta decidirse y hacerlo. No es tan difícil como quizás pienses.
Acá encontrarás medio centenar de pequeños -y grandes- pasos que señalan el camino para lograrlo

MANTENTE EN FORMA En la medida en que te sientas bien físicamente, tendrás más energía y entusiasmo para aportar a las otras áreas de tu vida. Practica alguna actividad física con disciplina y regularidad sin exigirte demasiado. Hazlo para aumentar tu bienestar.

TEN BUENAS RELACIONES Vive tus relaciones con la familia, los amigos y los compañeros de trabajo o estudio, como una oportunidad para crecer y enriquecerte como ser humano. Comparte con ellos lo mejor de ti.

DIVIÉRTETE MÁS El exceso de responsabilidad y de compromisos, generalmente, nos impide disfrutar un poco más la vida. Recupera tu sentido del humor y siéntete dispuesto a compartir momentos de disfrute con tus seres queridos.

ATRÉVETE A PEDIR  Atrevernos a expresar nuestras necesidades y deseos nos da la
posibilidad de sentirnos más satisfechos en la vida. Hay personas que piensan que manifestar sus necesidades es una señal de debilidad, pero, en realidad, es una muestra de fortaleza y madurez.

LLÉNATE DE PENSAMIENTOS POSITIVOS Cuando uno actúa impulsado por una mente clara, objetiva, positiva y optimista, generalmente obtiene los resultados que busca y, además, experimenta la felicidad y el bienestar.

VIVE CON VALORES Es muy importante tratar de vivir de acuerdo con nuestros valores esenciales en todo momento y circunstancia. Al hacerlo te convertirás en una persona honesta, coherente y auténtica.

MANEJA TU TIEMPO
Eres tú quien realmente administra y decide qué hacer con su tiempo. Organízate cada noche, de manera que, al día siguiente, puedas cumplir con tus asuntos pendientes y disponer de un tiempo para las actividades que suavizan tu vida.

APRENDE DE TI MISMO Sé un observador atento e imparcial de ti. Evita juzgarte o criticarte duramente, trátate con gentileza y recuerda que puedes cometer errores y aprender de ellos para no tener que repetirlos más.

PONLE CORAZÓN A CADA COSA QUE HACES el trabajo hecho con responsabilidad, mística y entrega produce un efecto muy beneficioso para la sociedad. Dedícate realizar el tuyo con pasión y corazón

VIVE EL PRESENTE El pasado ya pasó y no hay nada que puedas hacer para cambiarlo. El futuro no ha llegado todavía, es incierto. Sólo existe el presente, vive momento a momento y disfrútalo.

MANTÉN UNA ACTITUD POSITIVA Recuerda que las situaciones y las personas sólo te afectan si tú lo permites y les das poder sobre ti. Fíjate en todo lo positivo que sucede a tu alrededor y sonríele a la vida. Cultiva el entusiasmo y el optimismo.

TRABAJA EN ALGO QUE TE GUSTE Sentir pasión y gusto por lo que hacemos es una fuente de armonía y felicidad. Encuentra cuáles son las tareas que te gustaría hacer y atrévete a elegir una de ellas. La recompensa inmediata de hacer algo que te gusta será la satisfacción.

ACÉPTATE Y VALÓRATE La felicidad verdadera se origina en tu interior, y depende de lo positivos que sean tus pensamientos y sentimientos hacia ti mismo. Reconoce y aprecia tus capacidades y talentos. Refuerza tu confianza y siéntete a gusto con la persona que eres. 

MANTÉN RELACIONES SINCERAS Es importante construir una buena red afectiva de familiares, amigos, compañeros de estudio o trabajo. Colócate en el lugar del otro, escucha con atención, sé afectuoso y leal, ten detalles y, sobre todo, expresa tu cariño de forma clara y directa. Te sentirás acompañado, comprendido y querido.

APRENDE A DISFRUTAR LAS COSAS PEQUEÑAS Baja tu nivel de ambición y expectativa, y aprende a disfrutar de la sonrisa de tu pareja, del abrazo que recibes de tus hijos, de una conversación con tus amigos, de la ayuda que te presta un desconocido, de la lluvia o del cielo azul...

CONÉCTATE CON LA DIVINIDAD
Busca tu paz interior, serena tus pensamientos y calma tus emociones. Busca la comunicación con la presencia de la Divinidad a través de la oración, la meditación o la contemplación. Recuerda agradecer por todos los regalos esenciales que recibes.

TOMA LAS RIENDAS DE TU VIDA Sólo tú puedes cambiar para mejorar tu salud y calidad de vida, eres responsable de tu cuerpo y debes trabajar para sentirte mejor y más feliz. ¡Deja de esperar y comienza a actuar!

DISFRUTA DEL CONTACTO CON LA NATURALEZA Es fundamental el contacto con la naturaleza para sentirnos más saludables, relajados y entusiastas. Camina al aire libre y recupera la paz interior.

MANTÉN UNA DIETA SANA
Incluir vegetales, verduras y frutas, crudas y orgánicas, además de la fibra que contienen los cereales integrales y la proteína, hará que te sientas más saludable y vital. Respeta tus horarios de comida.

CUIDA TU POSTURA CORPORAL Sé consciente de ella, endereza la espalda, estira el cuello, levanta la cabeza, sonríe y mira hacia delante con seguridad y optimismo.

SAL DE LA RUTINA
Anímate a vencer la apatía y el desánimo. Arriésgate a hacer algo diferente o a usar tu creatividad para variar el orden o la forma en la que haces las cosas diariamente.

SONRÍE Observa tu cara en el espejo, con frecuencia, a lo largo del día y sonríe. Encara la vida con una actitud entusiasta y positiva, practica sonreír, aun a pesar de que en el momento no tengas una buena razón para hacerlo. Esto hará que te sientas mejor.

DISFRUTA LA COMPAÑÍA DE TUS PERSONAS QUERIDAS
Encuentra tiempo para compartir momentos de diversión, descanso y cariño con tu familia o amigos. No permitas que el deber y la obligación te quiten la oportunidad de hacerlo.

MANTÉN UNA ACTIVIDAD FÍSICA
Camina, al menos, una hora diaria. Ejercítate de forma regular en alguna disciplina física. Hazlo con constancia y moderación. Alzar un poco de pesas es recomendable.

TRANQUILIZA TU MENTE
Practica la relajación, la meditación o la oración por unos minutos y diariamente. Descansa, desconéctate de los temas pendientes y recarga tus baterías esenciales.

DISFRUTA DE TU TIEMPO LIBRE Encuentra tiempo libre para hacer aquellas actividades que tanto te gustan porque te relajan, divierten y refrescan la vida.

QUE NO TE AFECTE No te dejes afectar por las personas difíciles ni por las situaciones inesperadas. Recuerda que nada ni nadie puede afectarte, a menos que tú lo permitas. Además, ¡todo pasa!

ESCUCHA CON ATENCIÓN Enriquece tu vida personal compartiendo con los demás. Escuchar con atención e interés,te permitirá aprender, crecer y apoyar a las personas.

APRENDE TODO LOS DÍAS ALGO NUEVO Proponte incorporar alguna idea o herramienta nueva para mejorar tu calidad de vida. Busca el camino para crecer y madurar. Incorpora algún hábito positivo en tu rutina.
 
DÉJATE SORPRENDER Muchas veces es la prisa con la que vivimos lo que no nos permite sorprendernos y disfrutar de las pequeñas cosas que suceden para suavizar nuestra existencia. Baja la velocidad de tu actividad y observa a tu alrededor con la mirada de un niño.

HAZ ALGO POR OTROS Anímate a realizar trabajo voluntario. Además de ser una de las causas de la prosperidad, te hará sentir animado, motivado y lleno de satisfacción inmediatamente.

PONTE EN MOVIMIENTO
escoge unos zapatos cómodos y sal a dar un par de vueltas alrededor de la cuadra de tu casa, esto te ayudarÁ a soltar las tensiones y a relajar tu cuerpo mientras lo oxigenas un poco y aumentastus niveles de energía


PON EN ORDEN TU VIDA
El desorden, tanto en tu casa como en la oficina, agrega confusión y tensión a tus días. Vale la pena que inviertas unos minutos en organizar tu clóset y tu escritorio, para ahorrar el tiempo y la energía que gastas buscando las cosas que necesitas.

DESCONÉCTATE DE VEZ EN CUANDO Hace falta que detengas tu actividad haciendo pequeñas pausas de un minuto varias veces al día, para respirar, estirarte, buscar un vaso de agua. Esto te ayudará a relajar la tensión y a recuperar la claridad mental y el ánimo que necesitas.

EVITA LAS EMOCIONES NEGATIVAS
Es importante que pongas un poco de distancia entre tú y las personas negativas y pesimistas que te rodean, porque estas emociones se nos contagian fácilmente.

CANALIZA LA IRA
Cuando te quedas con toda esa carga emocional represada dentro, tú terminas siendo la víctima principal al convertirse en resentimiento. Atrévete a expresar lo que sientes de la mejor manera.

REPITE FRASES POSITIVAS
Aprende a hablar de forma positiva contigo mismo. Evita quedar atrapado en ese monologo negativo que te es tan familiar, y comienza a crear y a repetir frases positivas que te sirvan para reafirmar tus capacidades.

COMPARTE CON TUS SERES QUERIDOS
Los momentos de disfrute y diversión que compartimos con la familia y los amigos nos hacen sentir queridos, apreciados y tomados en cuenta. Incluye momentos de calidad para fortalecer el vínculo del amor.

APROVECHA EL TRÁFICO
Si tu actividad diaria te hace pasar un tiempo en el tráfico, considéralo como la oportunidad de tener unos minutos para relajarte escuchando música, organizando tu día o disfrutando del entorno natural que te rodea. Sonríe y no te dejes atrapar por la impaciencia.

BAJA EL NIVEL DE EXPECTATIVA
Deja de pensar en lo que ocurrirá después, en lo que recibirás más tarde, en lo que te dará una persona en particular... Muchas veces estar atentos a lo que esperamos nos impide disfrutar de lo que tenemos en este momento.

APRENDE A DECIR NO
El tiempo y la energía son recursos limitados y no renovables. Los compromisos te roban el tiempo para hacer lo que realmente quieres. Di: "gracias, pero no. Tengo una cita para ese día" o "gracias, quizás en otra ocasión".

APRENDE A SER TOLERANTE
Mantén una actitud positiva, conviértete en un elemento conciliador que propicie la tolerancia, el entendimiento y el bien común. Respeta las diferencias personales.

PERDONA CON FACILIDAD
Elige un ejercicio que sea afín contigo y procura hacerlo en un momento en que te sientas relajado y dispuesto a practicarlo. Llénate de amor y comprensión, hazlo desde el corazón.

DALE PASO A LAS SITUACIONES NEGATIVAS No siempre las cosas llegan a nuestra vida en la forma en que lo deseamos, ten la apertura para aceptarlas sin que te afecten mucho. Siempre hay un momento perfecto para que nos llegue lo que necesitamos.

ALÉGRATE POR LOS DEMÁS Cuando nos damos a la tarea de compartir con otros las cosas buenas y especiales que nos ocurren, potenciamos la energía del entusiasmo, el optimismo, la confianza y la esperanza. Celebra los éxitos de los demás.

LIBERA LAS TENSIONES Aprende a canalizar el estrés y la tensión. Realiza algún tipo de rutina física que te ayude a liberarlos. Aprende a establecer ciertos límites que protejan tu salud y bienestar.

PERSIGUE TU SUEÑO Confía en ti, en tu capacidad, en tus cualidades y experiencia para conseguir tus metas. Sonríe y enamórate de tu sueño, pues sólo con pasión y determinación podrás realizar el trabajo necesario para perseverar hasta alcanzarlo.

DESARROLLA LA VOLUNTAD Este es el combustible necesario para ponerte en acción y para conseguir tus metas. Puedes activar la voluntad sólo si te valoras lo suficiente y consideras que realizar ese cambio, o tomar esa decisión, es importante y beneficioso para ti

ACÉPTATE TAL Y COMO ERES
Evita pensar sólo en tus defectos y reconoce tus cualidades y talentos. Disponte a potenciar lo mejor de ti y pon en práctica las herramientas que te sirvan para superar tus limitaciones.

PERMÍTETE SER FELIZ
Todos tenemos derecho a la felicidad. Tú puedes realizar acciones que te lleven a mejorar tu estado de ánimo para potenciar tu felicidad. Las personas felices se permiten serlo sacando de sus vidas las emociones y los pensamientos negativos. Hoy, puede ser el primer dia del resto de tu vida.
En la medida en que logras alinear tus actos cotidianos con los valores esenciales, adquieres mayor fortaleza espiritual y mejoras tu relación con las personas que te rodean. Anímate a compartir un poco más cada día y te sentirás mucho más feliz y saludable

Por Maytte Sepulveda

www.maytte.com







Comentarios
Publicado por Visitante
sábado, 17 de mayo de 2008 | 7:19 PM
hola tardes buenas agradecimiento a maytte sepulveda es un placer leer tus notas es increible la verdad muchas gracias y felicidades de todo corazon que dios la bendiga siempre y que siga escribiendo muchos más me siento super bien y lo tomare en serio los 30 pasos obtenidos en el articulo ya que me permitira crecer mucho más y gracias ala vida a (jesucristo)
Publicado por Leticia
lunes, 07 de julio de 2008 | 4:30 PM
Soy de Rio GALLEGOS de ARGENTINA.Soy ferviente admiradora suya .Me gustan muchisimo sus reflecciones y lecciones de vida que suelo leer en ESTAMPAS y cuando la veo en television .Me gustaria saber como se pueden conseguir sus libros.
Reciba un afectuoso saludo desde este lugar tan lejano.
Publicado por Visitante
martes, 19 de julio de 2011 | 7:43 PM

¿Estas claves están basadas en el libro de Cien valores para una vida plena de Frances Torralba? Gracias

Publicado por Visitante
jueves, 23 de febrero de 2012 | 1:59 PM

Muchísimas GRACIAS Y TODO LO MEJOR. :-))